La apendicitis es una inflamación del apéndice, una bolsa ubicada al final del intestino grueso del lado inferior derecho del abdomen, el cual puede presentarse en personas de cualquier género y edad. Su causa se relaciona a una obstrucción en el recubrimiento del apéndice que resulta en una infección originada por algún residuo alimenticio o materia fecal.

Una de las complicaciones que pueden presentarse es la perforación del apéndice, lo cual causa que la infección que se encuentra en el mismo se desplace por el abdomen, a lo que se le conoce como peritonitis. Si esta situación no se trata de forma inmediata pone en riesgo la vida del paciente.

Los síntomas de la apendicitis son dolor intenso en el lado derecho de la parte baja del abdomen o alrededor del ombligo, náuseas, vómitos, pérdida del apetito, fiebre, estreñimiento, diarrea o distención abdominal.

La apendicitis aguda es una urgencia quirúrgica frecuente, por lo que es necesario acudir lo más pronto posible a urgencias si se comienza a sentir dolor repentino en el lado derecho de la parte inferior del abdomen. Retrasar el diagnóstico aumenta el riesgo de una posible perforación apendicular, causando mayor morbilidad y mortalidad.

Para controlar este padecimiento es necesario eliminar la infección y extraer el apéndice con una cirugía. El tiempo de recuperación es menor cuando el apéndice no ha estallado, pero en todos los casos el tratamiento requiere de cirugía.

La vida del paciente puede continuar de forma normal sin su apéndice una vez dado de alta, ya que no es necesario modificar ningún hábito ni su dieta.

Con información de http://www.imss.gob.mx/prensa/archivo/201912/561